Las consecuencias sientan precedentes para futuras conductas, y los chicos suelen entenderlas mejor que a las razones. Que una conducta se repita o se extinga depende en gran medida de sus consecuencias. Hay que tener en cuenta que las consecuencias negativas por conductas negativas disminuyen su frecuencia pero que las consecuencias positivas suelen ser más eficaces. ¡La conducta bien reforzada tiende a repetirse! Los chicos se acuerdan  de las consecuencias que les dieron resultados. Por lo tanto, es mejor que lo incentivemos con beneficios que lo amenacemos con castigos.

Como modificar circuitos ascendentes de comportamiento

  • Seleccionar un momento el cual le dedicará tiempo al juego con él.

  • Puede ser entre 10 a 20 minutos

  • El debe elegir la actividad. Elegir algo que disfruten ambos para poder sostenerlo.

  • Evite tomar el control del juego, no cuestione, ni critique, no le enseñe ni lo corrija.

  • Disfrute

Cambiar circuitos de comportamiento

  • Solo describa lo que se está realizando

  •  

  • Elógielo

¿Qué hago frente a una conducta inadecuada?

  • Ignorelo por unos minutos

  • Si continua dígale que el tiempo de juego ha terminado

  • Trate de jugar x lo menos 5 veces en la semana.

  • Consiga una convivencia más pacifica

  • Asegúrese de que va a cumplir lo que dice

  • Planifique respaldarlo con las consecuencias apropiadas tanto positivas como negativas.

  • No lea la consigna como una pregunta o favor.

  • Dar solo una instrucción especifica.

  • Separar la tarea en pasos sencillos si es muy larga.

Cambiar consecuencias

  • Asegurarse de lo mire a los ojos.

  • Reduzca las distracciones.

  • Pídale que repita la orden si es posible para chequear que la comprendió.

  • Si el niño no aprendió luego de un tiempo considerable baje el nivel de dificultad y aumente los beneficios

ANTE LA DUDA SEA GENEROSO
Material proporcionado por la Prof. Lucila Vidal

Foto: Toni Verdú Carbó via Compfight