El deporte, en diferentes modos, demuestra que es un modo de inclusión, un beneficio físico y mental para todos. El trabajo que llevo a cabo con estos niños me enseño que las técnicas convencionales aveces no sirven, la imaginación, la creatividad y estar predispuesto a todo eso es fundamental.

Mi nombre es Eunice Rozkiewicz, soy entrenadora física e instructora en diferentes técnica de Pilates.
Hace ya un tiempo comencé a trabajar y analizar el ejercicio aplicado en niños con autismo. En Montevideo no hay muchas instituciones que trabajen sobre el tema y es por ello que sentí la motivación de realizarlo. Junto con psicólogas que continúan el proceso educativo del niño, he trabajado para desarrollar técnicas de trabajo que se adapten a cada necesidad. ¿Que quiere decir? Que cada niño con autismo lleva un proceso único de aprendizaje, su motricidad no se repite en ninguno de los casos, y como se sabe las adaptaciones a nuevas rutinas en cada caso lleva su tiempo, motivación y consistencia. Las experiencias llevadas a cabo fueron muy exitosas, les trasmito una breve reseña de algunos de los casos:

  • J.M: 12 años- TEA de funcionamiento medio-bajo
    En una primera etapa, marcamos una rutina de ejercicios, siempre adaptado a su motricidad: Pasaje de vallas, sentadillas con banco, abdominales (se realizo con variantes hasta lograr el concepto), saltos, estipulación de miembros inferiores y superiores y carreras (potencia). Así mismo, después de un trabajo estimulante logramos correr 1 km sin detenernos. Luego de un proceso de trabajo aproximadamente de 6 meses, se adapto a la repetición de rutinas restablecidas sin complicaciones, por lo que llevamos el proceso a un segundo escalón; sumamos elementos de gimnasia que se encuentran en las plazas de deporte y sumamos metros/kilómetros de distancia en trote y caminata con ritmo. Esta ultima rutina se realizo con la intención de que J.M trabaje de modo independiente cada vez que vaya a una plaza de deportes. Se ha notado beneficios en su cuerpo: mejor postura, erguidez, mayor compromiso, buena recepción y mejora en las repeticiones sin ayuda. Como así también se ha notado mejora en el humor y motricidad simple.

  • J. 9 años- TEA de funcionamiento medio-bajo
    Con J. la creación de rutina fue un proceso mas lento, también teniendo en cuenta su contextura física y su edad, se opto por realizar rutinas didácticas, cortas, de repeticiones variadas para que la atención no se pierda en el proceso. Los objetivos marcados y exitosamente logrados, fueron una caminata con ritmo y atención en la postura y movilidad para caminar. Trabajo de potencia: a J. no le gusta correr, pero si realizar piques cortos, saltos y algunas variantes mas. Hemos trabajado en su motricidad fina y como los elementos de gimnasia que se encuentran en las plazas de deporte no son de su agrado, hemos optado por otros elementos para generar resistencia y fuerza; subida de escalones, trabajo de motricidad: sentado, pararse, saltar y sentarse es una variante que le divierte mucho realizar! Nuestros objetivo con J. este año es que logre realizar sus rutinas de modo independiente y generar una ayuda con su perro de asistencia. Sus padres, que realizan un acompañamiento muy frecuente con J. ya han notado sus cambios cuando sale a la calle a caminar.

Estos entre otros casos, demuestra que el trabajo con personas con TEA debe ser de modo especifico para sus mayores beneficios cuando se habla específicamente sobre su cuerpo, motricidad, salud. Hay que tener en cuenta que  a cualquier persona, sea cual fuese su edad, la actividad física de modo responsable trae grandes beneficios a corto y largo plazo y que todos tenemos objetivos diferentes y para llegar a ellos hay que respetar el proceso y los tiempos que cada uno necesitamos.

La mezcla entre el entrenamiento convencional pero el cuidado en posturas y prolijidad que da el Pilates se ve reflejado en adultos y niños. En estos casos, el entrenamiento con técnicas de Pilates ayuda a ser minucioso con el trabajo genérico de la persona.

El deporte, una vez mas, en diferentes modos demuestra que es un modo de inclusión, un beneficio físico y mental para todos. El trabajo que llevo a cabo con estos niños me enseño que las técnicas convencionales aveces no sirven, la imaginación, la creatividad y estar predispuesto a todo eso es fundamental.

Eunice Rozkiewicz

Montevideo, Uruguay

Contacto:

euniroz@gmail.com
+598 99 222 580