Clover Middle School students working 

“Que un alumno con síndrome de Asperger sea parte de su clase afectará el ambiente educativo y social del aula. Los niños con síndrome de Asperger tienen fortalezas y debilidades académicas como todo niño, pero los efectos del trastorno exigen diferentes estrategias docentes para descubrir y aprovechar esas fortalezas y ayudarlos a aprender con éxito. Los niños con síndrome de Asperger también enfrentan muchos obstáculos para tener éxito en sus interacciones sociales y poder forjar relaciones, que son elementos esenciales de la experiencia escolar en la gente joven. Como maestro, usted puede ayudar a asegurar que los niños que tienen síndrome de Asperger estén plenamente integrados al salón de clases y puedan participar socialmente con sus compañeros en las actividades diarias de la vida escolar.

El primer desafío que usted enfrentará al enseñar a un niño que tiene síndrome de Asperger es reconocer al trastorno como un serio desafío mutuo para el estudiante y para usted. El trastorno puede ser muy engañoso, y al principio es casi invisible para el ojo sin entrenar. Los niños con síndrome de Asperger pueden tener una apariencia y comportamiento normales, tal como sus compañeros neurotípicos, y a menudo tienen un desempeño académico igual o mejor que ellos, disimulando así los efectos potenciales del síndrome de Asperger.”

“Debido a que estos niños tienen tantas fortalezas, a menudo es fácil obviar sus debilidades. También
algunos de sus comportamientos pueden ser malinterpretados como “malcriados” o “manipuladores”, lo que resulta en la impresión errónea que los niños con síndrome de Asperger son insolentes y revoltosos.
Es importante que los maestros se den cuenta que los comportamientos indebidos generalmente son el resultado de deficientes estrategias para afrontar problemas cotidianos, muy poca tolerancia a la frustración, y dificultades interpretando indicadores sociales. La mayoría de las estrategias docentes que son eficaces con estudiantes con autismo (estructura, constancia, etc.) también lo son con estudiantes que tienen síndrome de Asperger. Sin embargo, debido a que estos niños a menudo están conscientes que son diferentes y pueden avergonzarse de ello, los maestros deben ser sutiles con sus métodos de intervención”

Fuente: Research Autism

Foto: SCASL AASL Affiliate via Compfight

Para descargar desde la fuente original presione aquí