Los niños con TEA suelen tener dificultades para conciliar y mantener el sueño. Estos problemas a la hora de dormir tienden a ser más crónicos que en los niños sin autismo.

Hay una serie de condiciones que contribuyen a los problemas del sueño y muestran una gama de comportamientos problemáticos relacionados con el sueño. Por ejemplo:

  • Resistencia a irse a la cama

  • Insomnio, que puede estar asociado a altos niveles de ansiedad y/o pensamientos obsesivos

  • Irse a la cama muy tarde

  • Despertarse muy temprano en la mañana

  • Dormir en horarios raros durante el día

  • No ser capaz de volver a acomodarse

  • Levantarse y querer explorar la casa

  • Tener hambre, sed, o ganas de buscar un estímulo sensorial

  • Tener miedo, sin saber por qué está oscuro

  • No entender que no es apropiado estar despierto en el medio de la noche

  • Incontinencia o algún cambio que provoque que se despierte

  • Sensible a los cambios en la cantidad de luz / oscuridad en el medio ambiente – verano / invierno: puede ser difícil para un niño con autismo adaptarse al cambio de temporada

¿Qué podemos hacer para ayudarlos a dormir y descansar mejor? Compartimos estas estrategias:

  • Una rutina positiva a la hora de dormir, apropiada para la edad su hijo, que incluya un baño o una ducha, lavarse los dientes, una historia e ir a la cama puede ayudar.

  • Una historia social de ir a dormir puede ser útil si está adaptada a los problemas del sueño del niño.

  • Una luz de noche o dimmer puede ser útil para el niño si tiene miedo a la oscuridad.

  • Bajar las persianas para bloquear la entrada de luz si el que se despierte muy temprano es un problema.

  • Una dieta sana y ejercicio.Asegúrese de que el niño haga ejercicio cada día y tenga una dieta saludable. Corte el azúcar, los colorantes artificiales y la cafeína. Una mala dieta puede afectar el comportamiento de un niño.

  • Es importante que los adolescentes con autismo mantengan sus rutinas de sueño para que no se queden toda la noche despiertos y duerman durante el día -a menudo perdiendo las actividades del escolares, del trabajo o los programas del día.

  • Asegúrese de que la habitación no sea sobre-estimulante, que la cama sea cómoda y familiar, elimine cualquier distracción tal como computadoras, juegos de mano, juguetes musicales, televisores, etc. si es necesario.

  • El medicamento puede ser recomendable en algunos casos para ayudar a dormir. La melatonina es una sustancia química natural fabricada por el cuerpo para ayudar a regular el sueño y con frecuencia se prescribe para las personas con trastornos del sueño. Solo darlo con autorización y prescripción médica.

Fuente: Autism Help

Foto: Patrick via Compfight